Skip to main content

Full text of "Fernandez Rios Santos Retali Himno A Artigas"

See other formats


HIMNO A ARTIGAS 



EDICION DE KIRIL SVEÍOGORSKY 

COMANDANTE BRAGA, 2634 
MONTE VIDEO ! U R U G U A Y | 




Entre I09 artistas desaparecidos y que no se deben olvidar figura 
Santos Retali; un profesor que dejó buen recuerdo de su actividad 
de violonista distinguido, que, en 9U época, ocupó puesto saliente den¬ 
tro de la9 corporaciones musicales de reputación nunca desmentida. 
Entusiasta fervoroso por los progresos de la Patria, jamás descuidó 
ocasión de beneficiarla, poniéndose siempre al servicio de cuanto es¬ 
piritualmente elevaba el concepto moral del ambiente con su arte 
preferido. En los últimos tiempos inicióse en el campo de la compo¬ 
sición, y con claro entendimiento nacieron de su inspiración obras 
dignas de ser conocidas. Una de ellas es, sin duda, el “HIMNO A 
ARTIGAS” que fuera autorizado para ser entonado por los escolares y 
/que por 9U valor intrínseco merece ser mayormente difundido. 

Fue discípulo predilecto del maestro italiano Miguel Ferroni, y 
má9 tarde ocupaba la cátedra de violín en el Liceo “Franz List” en 
la época en que fue Director el insigne maestro Camilo Giucci (padre); 
habiendo fallecido relativamente joven. 


V. s. 










HIMNO A ARTIGAS 


Letra «fe Música de 

OVIDIO FERNANDEZ RIOS E. SANTOS RETALI 


^(OLCttose 



* 

El Pa -dre nuestro Ar -ti -gas se -ñor de nuestra tie - rra que 

n 




















































































HIMNO A ARTIGAS 


El padre nuestro Artigas señor de nuestra tierra 
que como un Sol llevaba la libertad en pos, 
hoy es para los pueblos el verbo de la gloria, 
para la historia un genio, para la Patria un Diós. 

Para que fuera ejemplo de los americanos 
grabó en el libro de oro de la inmortalidad; 

La Patria de mis hijos no venderé, oh tiranos, 
al precio miserable de la necesidad! 

Cuando hoy recordamos la pureza 
de su amor a la Patria y su virtud, 
nuestras almas se llenan de grandeza 
y el corazón estalla en gloria y juventud. 

Levantad vuestros nobles corazones! 

La palabra de Artigas escuchad, 

que sus ecos parecen escuadrones 

que pasan y que atacan gritando libertad! 


Ovidio Fernández Ríos . 



HIMNO A ARTIGAS 


Letra de Música 

OVIDIO FERNANDEZ RIOS E. SANTOS RETALI 


^eotí/íko-jo 

































































































































































































































































































































































































































































































































































































OVIDIO FERNANDEZ RIOS 


En el cielo purísimo de nuestra literatura, una estrella inmensa, casi anormal, 
se destaca entre todas como un genio. Es de primera magnitud, de destellos in- 
confundibles y lucientes resplandores; me refiero a Ovidio Fernández Ríos, alma 
exquisita y sentimental que vino al mundo el 19 de febrero de 1883. 

Hijo de Montevideo, es magnífico ejemplar de vocación artística y noble mo- 
délo de poeta insigne y preclaro ciudadano. 

Su actuación en el terreno administrativo y dependencias del Estado, podría 
compararse a un laboratorio mágico donde se elaboraron ideas en pos del bien 
individual y colectivo. 

En su vida laboriosa trazó un largo y profundo surco y derramó en él, a 
manos llenas, la semilla fecunda del bien y de la belleza; semilla que cayó en 
tierra fértil y brotó lozana y vigorosa. 

Es que la inspiración jugueteó en sus hojas y le dió vida, la técnica y el 
dominio perfecto de la forma acariciaron sus tallos esbeltos y firmes y el capullo 
divino de poesías floreció en delicadezas sublimes... 

Toda su obra literaria se destaca por la arquitectura firme de las ideas y 
por los rasgos de belleza que poseen el secreto de la inmortalidad. 

Su^enio se manifiesta notablemente en el desarrollo dramático de las pasiones 
humanas. 

Es que su alma constituye una extraña mezcla de energía y delicadeza, placidez 
y entusiasmo, y posee un lenguaje maravilloso que nos habla de temas profundos, 
como son: la libertad, la justicia y la paz... * 

Su primer trabajo titulado: “Sueños de medianoche” nos lo da a conocer hacia 
1903; más tarde en 1907 publica: “Por los jardines del Alma” y, al año siguiente: 
“Horizontes de Luz” donde los temas, se diría están impregnados de plata fluida. 

En 1912 aparece: “Leyendas milagrosas” donde reina una radiosidad que tras¬ 
ciende más allá de donde se abre el infinito azul... 

Luego en “Blosones y Paisaje de la tarde” pulsan de una manera magistral 
las cuerdas de nuestra sensibilidad!!! 


M. E. 


























HIMNO A ARTIGAS 


El padre nuestro Artigas señor de nuestra tierra 
que como un Sol llevaba la libertad en pos, 
hoy es para los pueblos el verbo de la gloria, 
para la historia un genio, para la Patria un Dios. 

Para que fuera ejemplo de los americanos 
grabó en el libro de oro de la inmortalidad; 

La Patria de mis hijos no venderé, oh tiranos, 
al precio miserable de la necesidad! 

Cuando lioy recordamos la pureza 
de su amor a la Patria y su virtud, 
nuestras almas se llenan de grandeza 
y el corazón estalla en gloiia y juventud. 

Levantad vuestros nobles corazones! 

La palabra de Artigas escuchad. 

que sus ecos parecen escuadrono 

que pasan v que ataca o gr* laudo libertad! 


Oí uit• Fernández Ríos.